Señales de una Iglesia viva

Los cristianos no solo estamos unidos por nuestro compromiso con Jesucristo, sino también por nuestro compromiso con la Iglesia de Jesucristo.

Un miembro que no esta unido al cuerpo, esta pronto a corromperse, así también un salvo que no se une al Cuerpo de Cristo, esta en peligro de arruinarse. La vida fluye siempre y cuando se este unido a un cuerpo.

Cristo no sólo murió para redimirnos de toda iniquidad, sino también para reunir y purificar para si mismo un pueblo entusiasta por las buenas obras:

“El cual se dió a sí mismo por nosotros, para redimirnos de toda iniquidad, y purificar para sí mismo un pueblo de su propia posesión,
celoso de buenas obras.”
(Tito 2:14)

Estas buenas obras no son el producto de nuestro esfuerzo personal, sino por el fluir debido a que estamos conectados a un organismo vivo.

¿Cómo es una Iglesia viva?, ¿Cuál era la evidencia de la presencia y el poder del Espíritu Santo?,  si contestamos a esta pregunta, contestaremos también ¿Cuál es la evidencia de la presencia del Espíritu Santo en la Iglesia hoy?

La vida solo se puede identificar por  ciertos signos vitales que un cuerpo manifiesta, ahora bien, ¿cuales son esos signos vitales que debemos manifestar a fin de darnos cuenta del fluir de vida en nosotros y en la Iglesia?

 

  • La Iglesia viva es una Iglesia que esta aprendiendo, una comunidad que se capacita. (Hechos 2:42)

Los que recién habían nacido a la fe, no se dedicaron solamente a disfrutar de una experiencia carismática que les hiciera perder la necesidad de pensar o de razonar sobre lo que creían.
Tenían hambre de la verdad.
El Espíritu de Dios es Espíritu de verdad, por tanto si queremos estar llenos del Espíritu su verdad será importante para nosotros.
Ellos no dieron por sentado que por haber recibido al Espíritu, este era al único maestro que necesitaban, y que podían prescindir de los maestros humanos.
Una Iglesia llena del Espíritu es una Iglesia Bíblica.
Uno que esta vivo, siempre se esta alimentando.

  • La Iglesia viva crea un buen ambiente de adoración y alabanza.

¡Gocémonos en el Señor!
Cada servicio debe ser una celebración gozosa.
Cuando la esposa de David se avergonzó de la celebración de su esposo, la biblia relata que nunca tuvo hijos, la falta de celebración trae esterilidad en nuestras vidas. La celebración es la base de la productividad.

 

  • Una Iglesia viva es una Iglesia evangelizadora.

No podemos pensar en la Iglesia como una comunidad ocupada únicamente de si misma. (Hechos 2:47).
La enseñanza, el testimonio diario de los miembros de la Iglesia y su vida de amor hacia los demás, son los medios que Dios usa para hacer llegar su mensaje al mundo. Para lograr una efectiva evangelización debemos entender que

  • Hay que darle lugar a la intervención del Señor, a lo milagroso.
  • Recordar que El los salvaba y les daba pertenencia.
  • Y esto sucedía cada día.

La Iglesia demuestra que está viva cuando tiene comunión.

Koinonía: Describe lo que tenemos en común, lo que compartimos como creyentes en Cristo:
 

    • Tenemos comunión con el Padre, El Hijo y el Espíritu Santo
    • Tenemos en común lo que damos (Hechos 2:44-45). Disposición de compartir generosa y voluntariamente. Debe ser un principio permanente. La Iglesia debiera ser la primera entidad en el mundo donde la pobreza se aboliera.

Una Iglesia llena del Espíritu es una Iglesia generosa y esta siempre ha sido una característica del Pueblo de Dios.

Si nuestro Padre es generoso, también lo debemos ser nosotros.

Facundo Pose

 

Ministerio Facundo Pose Copyright (c) 2008 | Todos los derechos reservados